¿Primero el huevo o la Gallina?

¿Fue primero el huevo o la gallina ? ¿Alguien lo ha averiguado? Yo no lo tengo claro. Pero lo intuyo. He podido observar que el orden de los factores a veces, sí altera el producto. Quienes hemos montado los muebles de Ikea, ¡lo podemos certificar!: o sigues las instrucciones en el orden en que han sido pensadas, o puedes acabar durmiendo en una litera sin patas.

Por lo tanto, sea primero el huevo, o bien lo sea la gallina, nos quedamos con que para conseguir un buen resultado hay que hacer las cosas en el orden que toca, y nosotros escogemos el huevo para empezar.

Año 2000

Volviendo a la litera de Ikea. Manos a la obra. ¡A montarla! Primero aceptaremos que el manual contiene las indicaciones precisas para asegurarnos el resultado, y a continuación, no sin antes sentir la tentación de coger un atajo – ¡que todos somos muy espabilados! – nos decidimos a seguirlo al pie de la letra. Acto seguido ponemos todas las piezas por orden, y en un gran ejercicio de disciplina y paciencia empezamos a seguir los pasos que nos indica el folletín.

Y … ¡eureka! tenemos la litera montada y no nos sobra ningún tornillo. Inevitable pues que nos sintamos satisfechos de cómo ha sido de fácil hacer aquello que parecía tan difícil.

¿El secreto? Que alguien planificó perfectamente cual era la forma en qué teníamos que trabajar en el montaje manual para asegurarnos el camino más fácil y garantizarnos el resultado.

¿Y si la litera la tuvieramos que montar entre tres personas? ¿Qué haríamos con el manual?

Año 2013

Ahora suponemos que Ikea ya no vende sus muebles con hoja de instrucciones, porque se ha modernizado y ahora nos proporciona un ordenador-robot sofisticadísimo que, si lo utilizamos bien, nos montará la puñetera litera todo solito. ¡Cuidado! el robot da por hecho que vosotros primero le habréis puesto las piezas por orden en que tienen que ir montadas.

Vamos a ver… ¿Cómo es que nadie ha pensado qué sistema utilizar para colocar las piezas? Las ponemos como mejor sabemos y el robot no pierde el tiempo. Probablemente acabaremos jugando al tetris con el ordenador y la litera acabará teniendo la forma de una escultura de Oteiza ( que por otro lado no estaría mal)

¿El secreto? Nadie ha planificado qué hacer antes de utilizar el robot-ordenador.

¿Si hubiésemos tenido un sistema para organizar las piezas habría sido útil tener el robot? ¿El robot nos habría hecho más fácil y ligero el trabajo?

La reflexión

¿Os habéis preguntado alguna vez como funciona la organización donde trabajáis? ¿Sois conscientes que formamos parte de un proceso y que no estamos solos dentro de la organización?

¿Habéis planificado alguna vez el modelo de trabajo que utilizáis? ¿Toda la organización utiliza el mismo?

Os propongo que mireis vuestro compañero en la empresa, y observeis si la manera en que trabaja afecta a vuestro trabajo. ¿Si trabajarais del mismo modo os facilitaría las cosas ? ¿Mejoraría el resultado final de lo que haceis como organización?

El HUEVO ES LO PRIMERO:
LO PRIMERO ES PLANIFICAR UN SISTEMA DE TRABAJO